Que el agua es vida es una de las pocas afirmaciones absolutas que podemos hacer a día de hoy. Y es que el líquido elemento debe formar parte de nosotros si lo que queremos es tener una buena calidad de vida.

Sin embargo, la contaminación, la gran cantidad de residuos que se vierten al medio ambiente, así como otros factores como las deficientes de los sistemas de depuración en la mayoría de las poblaciones, hace que el agua que consumimos no tenga una calidad suficiente.

Es entonces cuando hay que recurrir a sistemas como pueda ser el caso de la ósmosis inversa. Un método, totalmente en auge, que tiene unas connotaciones muy valiosas para nuestra salud y que vamos a pasar a detallar.

Conoce todo sobre la ósmosis inversa doméstica

En esencia podemos decir que la ósmosis inversa no es otra cosa que un sistema de filtrado que nos permite eliminar una gran cantidad de residuos del agua que llega a nuestros hogares.

A partir de ahí hay que señalar que la ósmosis inversa, como no puede ser de otro modo, tiene su base en el propio sistema de ósmosis pero con algún matiz.

Este matiz tiene que ver con el hecho de aplicar una mayor presión en la zona en la que la concentración de impurezas y sales es mucho mayor. Una presión que puede ser, por supuesto, la de la propia red o una generada mediante una bomba. De este modo, el agua circula a través de la membrana habiendo erradicado los virus, las bacterias así como otras sustancias nocivas y contaminantes.

Añadir que hoy se sabe que este tipo de sistema es capaz de filtrar entre un 93% y un 97% de todos los agentes contaminantes que están presentes en el agua corriente. Un dato que no hace otra cosa que poner de manifiesto el aumento en la calidad del agua que vamos a ingerir.

¿Por qué utilizar el sistema de ósmosis inversa a nivel doméstico?

No hay duda de que este sistema de ósmosis inversa doméstica tiene una gran cantidad de beneficios. Sin embargo, con el objetivo de ser más explícitos vamos a exponerlos con algo más de detalle.

  • Se elimina una gran cantidad de metales pesados, los cuales son un riesgo para nuestra salud. Entre ellos podemos encontrar el plomo, el arsénico o el flúor.
  • El nivel de sales solubles también se ve reducido de un modo drástico. Tal es así que se pasa de las 600 ppm a las 25 ppm. Una concentración que ya sí es bastante más tolerable por nuestro organismo.
  • Gracias a este sistema el agua resultante es mucho más beneficiosa a la hora de cocinas. Esto es así ya que el hecho de hervir el agua solo elimina el cloro quedando presentes el resto de agentes nocivos.

Como se puede observar el sistema de ósmosis inversa doméstica no solo es un sistema clave a la hora de mejorar la calidad del agua. También es vital si queremos mejorar nuestra calidad de vida.

USO DE COOKIES:

Utilizamos “cookies” propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar el tráfico web. Si hace clic en aceptar o en algún enlace o sigue navegando, se entenderá que acepta su uso. Puede ampliar la información, o saber cómo cambiar la configuración, en la página de Política de cookies